Pollo a la cerveza al horno

El pollo es un alimento que se puede preparar de diversas formas. La humanidad, a lo largo de la historia, ha encontrado una mina de oro en este producto. Creando una multitud de recetas que valen la pena conocer. Tal es el caso del pollo a la cerveza al horno, un plato sofisticado, sencillo y que funciona tanto como almuerzo, como cena.

Para algunas personas, el agregado de cerveza parecerá extraño. De hecho, no vamos a mentir. El vino suele ser la bebida por excelencia para condimentar pollo al horno. Sin embargo, como te mencionamos anteriormente, la curiosidad del hombre ha logrado el desarrollo de diversas recetas que no solo encienden las papilas gustativas, también se convierten en una tradición familiar.

Y eso es precisamente lo que haremos a continuación. Mencionaremos cuáles son los ingredientes del pollo a la cerveza al horno y detallaremos la preparación del plato. Utilizaremos palabras sencillas de entender, incluso para los que no tengan conocimientos en cocina.

Receta de pollo a la cerveza al horno

La receta de pollo a la cerveza al horno es una información que los amantes de la gastronomía deben tener a la mano. Sea para impresionar a sus familiares o para celebrar una ocasión especial, este grandioso plato cubre con creces las expectativas de los consumidores. Veamos cuáles son las nociones básicas.

Ingredientes del pollo a la cerveza al horno

Los ingredientes principales del plato suelen ser los mismos, pero siempre debe ir con una guarnición. En este caso utilizaremos como acompañante papas (patatas) al horno, aunque puedes utilizar otros alimento si así lo deseas.

  • Pollo entero o en partes
  • Cerveza
  • Papas (y cebolla opcional)
  • Sal
  • Aceite de Oliva
  • Pimienta
  • Orégano

Preparación del pollo a la cerveza al horno

La preparación del pollo al horno con cerveza se puede hacer de dos formas: con el pollo picado en diversos trozos (como pechuga, muslos y patas) o entero. Esta última forma es recomendada ya que luego puedes dividirlo en presas para los presentes.

Habiendo aclarado ese punto, es momento de iniciar con la preparación del plato. Lo primero que debes hacer es limpiar el pollo para eliminar los residuos y las bacterias que rodean al alimento. Tanto en el exterior como en el interior. Una vez que se encuentre saludable, colócalo en una bandeja grande.

Antes de seguir con el pollo, ocúpate de la guarnición. Pica en rodajas finas las patatas, en unidades suficientes para adornar la bandeja por los extremos. Agrega aceite de oliva a las papas, y si es de tu agrado, coloca otro acompañante: cebollas.

Abrimos la lata de cerveza (que puede ser de cualquier marca, dado que en los países suele cambiar. Pero busca la de tipo ‘negra’, ya que es más fuerte). Rocía el líquido sobre el pollo, sin abusar de su derrame. Mientras más añadas, más amargo quedará el pollo. Añade el orégano junto con el limón y el aceite de oliva.

Enciende el horno a una temperatura promedio de 200-220° grados e introduce la bandeja. Déjalo calentar por unos 25 minutos hasta que veas que el pollo se cubra de un color dorado. Sácalo cuando esté listo, agrega un poco más de orégano y vuélvelo a meter menos de media hora y listo. ¡He aquí tu plato!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *