Kit de Cerveza Artesanal

Muchos de nosotros ya conocemos las distintas formas que existen de hacer cerveza. Desde el proceso más simple hasta el más complicado, si no lo conoces puedes ver como hacer cerveza artesanal Aquí.

La fiebre de la cerveza artesanal

Más que un simple negocio o emprendimiento, la elaboración de cerveza artesanal se convirtió en una fiebre en muchas partes de Europa. Incluso ya tiene un nombre bastante conocido dentro de la jerga de cerveceros; los llamados “Homebrewing“.  La mayoría de las personas que tienen esta fiebre por crear cerveza artesanal, son personas que lo hacen sin ningún tipo de interés lucrativo; o por lo menos al comienzo. Suelen ser personas que quieren comenzar a hacer su propia cerveza por el simple hecho de hacerlo; por amor al arte.

A medida que más y más personas comienzan a emplear esta idea; los negocios cercanos notan la nueva demanda existente en el mercado y por supuesto, la aprovechan con facilidad. En otras palabras, más y más negocios se suman a vender suministros, materia prima y todo tipo artículos que el cervecero amateur pueda necesitar en su oficio. Desde semillas en granos, hasta máquinas encargadas de mantener la mezcla a una temperatura adecuada.

Kits de cerveza Artesanal

Sabemos que existen lugares donde se venden kits para hacer tu propia cerveza casera. Estos kits de cerveza artesanal suelen variar mucho en cuanto a medidas de la materia prima, pero se recomienda utilizar agua sin ningún tipo de cloro, ni si quiera en mínimas cantidades; esto influye muchísimo en la reacción que pueda tener tu mezcla. Para obtener aproximadamente 15 litros de tu cerveza puedes utilizar unos 30 litros de agua sin cloro. 4.5 kg de malta cebada, 25g de lúpulo. Ahora, es importante saber que en cuanto a la levadura no puedes usar cualquier levadura.

Han habido personas que no se informan adecuadamente y pretenden utilizar cualquier tipo de levadura en su cerveza. Por supuesto, la decisión es de cada quien; pero si realmente deseas hacer una cerveza buena, sabrosa y espumosa, intenta hacerlo de la forma más profesional posible. De esta manera tu cerveza dará de que hablar positivamente; y si la compartes con familiares y amigos podrás ver una sonrisa en su rostro en cuanto la prueben.

Ingredientes profesionales, cerveza profesional

Una buena cerveza debe llevar levadura para cervezas; no inventes diciendo que la levadura de pan o cualquier otra levadura te sirve para la cerveza, el que te diga esto simplemente no sabe lo que dice. Recuerda que usar los mejores ingredientes hace de tu producto, el mejor.

Hay un problema que quizá sea interesante abordar; en países de Europa, podemos poner de ejemplo a España. La mayoría de los españoles, al tener esta fiebre de la cerveza artesanal, suelen buscar sólo refrescar sus paladares con la cerveza; pero al momento de buscar sabores más fuertes, profundos o diferentes comienzan a probar vino. Claro que está que la cerveza puede tener un efecto mayor en cuanto a sabores, esencias, olores y volumen; el problema es que en la cultura general se cree que la cerveza no puede ser más de lo que ya es, lo cual está errado.

La cerveza puede obtener, dependiendo de la complejidad de su proceso de elaboración, la textura que decidas, el volumen de burbujas que mejor te parezca, el sabor que más rico que quieras, entre muchos otros factores con los que puedes jugar hasta el cansancio. Es por esta razón y muchas otras que esto es considerado un arte; debido a su complejidad y todo lo que puede lograrse con tan sólo cambiar unos cuantos gramos de materia prima.

La cerveza en España

Existe otro problema que quizá muchos piensen que carece de importancia; pero si pensamos bien es bastante importante a gran escala. Sucede que esta fiebre de cerveza artesanal, más allá de abrir nuevas puertas al mercado en general; también abre las puertas a cerveceros amateurs que, como hemos dicho antes, algunos de ellos no suelen seguir las reglas de una buena elaboración de nuestra bebida favorita. El problema de que existan estos cerveceros con pocas intenciones profesionales es que siempre existirán personas interesadas en introducirse en el mundo de la cerveza; bien sea comenzar probando cervezas artesanales o cervezas comunes. Estos prospectos interesados, al probar de la cerveza de estos cerveceros poco profesionales, pueden que adquieran una pésima primera impresión del mundo de la cerveza y podrían simplemente dejar de beber cerveza.

Como hemos dicho antes, quizá no parezca un gran problema. Pero si lo ves desde un punto de vista general, y a gran escala. Una gran cantidad de personas que hayan tenido malas experiencias con la cerveza, podría afectar la demanda de nuestras cervezas artesanales.

Te apoyamos. Pero hazlo bien

A nosotros nos encanta que tengas la idea en tu cabeza de comenzar tu propia cerveza artesanal. Sin importar la intención que tengas detrás; bien sea para comenzar a ganar algo de dinero o para compartirla con tus amigos sin fines de lucro. No importa. Lo que importa realmente es que lo hagas de la forma más profesional posible. Hazlo a lo grande, o simplemente no lo hagas. Ingredientes mediocres, procesos de mezclado, fermentación y envasado mediocre ¿Qué dan como resultado? Así es, una cerveza mediocre y una sonrisa de compromiso entre tus amigos al probarla.

No queremos eso, por supuesto. Entonces te recomendamos que compres los mejores kits de cerveza artesanal que puedas comprar. Si tienes la opción de comprar la materia prima y todo lo que necesitas por separado; asegúrate que todo lo que compres sea de calidad y que esté dirigido lo más posible hacia tu objetivo: Hacer la mejor cerveza que tú y tus amigos hayan probado.

 

Autor entrada: Viriak

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *