Hacer cerveza casera

La cerveza es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, por lo que muchas personas se preguntan cómo hacer cerveza casera. Debemos destacar que en el ambiente cervecero a la labor de crear tu propia cerveza se conoce como “Homebrewing”.

¿Qué tener en cuenta antes de hacer cerveza casera?

Al momento de fabricar nuestra propia cerveza para consumo personal, es de suma importancia seguir una serie de precauciones. Entre las cuales destaca la higiene, siendo este un punto fundamental.

Ten en cuenta que en el proceso de la fermentación interactúan una gran variedad de microorganismos. Por lo que se considera muy importante mantener todo limpio, en todo el proceso de la elaboración de cerveza.

Para ello es importante que el agua sea mineral o filtrada. No debes usar agua de grifo ten en cuenta que esta tiene una gran cantidad de cloro, por lo que el sabor de nuestra cerveza casera se vería afectada.

¿Cómo hacer cerveza casera?

Cómo hacer cerveza casera

Aunque en el mercado podemos encontrar una diversa gama de cervezas como la keler, argus, alhambra o voll damm, la verdad es que muchas personas deciden hacer su propia cerveza. Este tipo de práctica no es para nada actual, ya que lleva mucho tiempo haciéndose y se a mantenido con los años.

De hecho, por la gran fama que ha alcanzado esta práctica actualmente encontramos establecimientos que se dedican exclusivamente a la venta de ingrediente para elaborar cerveza. Para hacer cerveza casera, lógicamente se necesitan una serie de ingredientes entre los cuales tenemos;

  • 25 gramos de lúpulo.
  • 4,5 kilos de malta de cebada.
  • 30 litros de agua decolorada.
  • Un sobre de levadura para hacer cerveza y azúcar.

Paso para preparar cerveza

Paso para preparar cerveza

Para la elaboración de nuestra propia cerveza, debemos seguir en específico 5 pasos que son;

Maceración

Para hacer nuestra propia cerveza, debemos comenzar con la maceración donde se busca convertir el almidón en los granos en azúcares fermentables. Para lograrlo debemos seguir las siguientes indicaciones;

  • Colocar la malta de cebada en una olla de agua caliente con una temperatura de 67 a 70 grados por 90 minutos. Recuerda que por cada kilo de malta se debe añadir 3 litros de agua.
  • Revolver la mezcla para evitar la formación de grumos indeseados.

Filtrado

En este punto debemos pasar a deshacernos de la harina y de los restos sólidos del grano. Al mismo tiempo debemos disolver una gran parte de la azúcar que resta en la malta. Para ellos debemos comenzar con;

  • Añadir la mezcla obtenida de la maceración (empaste) en una cuba de filtración, asegurándote de tapar todo el empaste en la cuba.
  • Usa el grifo que trae la cuba de filtrado para comenzar a filtrar parte del mosto, e ir añadiéndolo poco a poco por arriba.
  • Debes repetir el mismo proceso hasta que el mosto resultante sea completamente cristalino.

Aclarado

La tercera parte para la elaboración de cerveza casera es el aclarado, donde se busca añadir más agua para ganar más litros y seguir aprovechando los azúcares, presentes en el interior del grano. Para este proceso debemos;

  • Saca el mosto por el grifo y luego añade en una olla de cocción.
  • Ahora debes añadir el agua en el empaste usando una jarra hacerlo en forma de rociado. Esto debes hacerlo cuando el mosto esté al nivel de la malta. Asegurándote de que la temperatura este en los 74° C o 78° C.
  • Repite el mismo proceso hasta que los niveles de densidad estén dos puntos por debajo del original.

Cocción

En este punto se busca añadir el lúpulo, para dar sabor y aroma al mosto, para ellos debemos hacer lo siguiente;

  • Toma una olla y un quemador, añade el mosto, vigila que no se desborde la espuma y retira la capa de espuma que se crea.
  • Añade el lúpulo 60 minutos antes de que termine el proceso, luego vuelve a añadir 20 minutos antes de finalizar el hervido y por último termina de añadir el lúpulo al final del hervido, con él fuego ya apagado.

Enfriado

En este caso tenemos dos métodos de hacerlo, con serpentín y a la australiana. Para el primer caso coloca un serpentín en el mosto 10 minutos antes de finalizar la cocción y tapa. Haz circular agua fría por el interior del serpentín hasta que llegue a unos 25° C.

En el segundo caso (a la australiana) se debe trasvasar el mosto hirviendo al fermentador, hasta que se enfríe.

Fermentación

En este punto ya casi tenemos lista nuestra cerveza, solo debemos fermentar para que el mosto se vuelva cerveza. Para ello debemos;

  • Vierte levadura encima del mosto, el cual deberá ser oxigenado durante el trasvase, tapar y colocar el airlock.
  • Espera de 4 a 15 días para que la mezcla termine de fermentar, para conocer si ya está fermentado debes fíjate si la formación de burbujas se redujo.

Envasado y embotellado

Para terminar de hacer cerveza casera, debemos hacer un priming, que es dar alimento a la levadura para que cree CO2. Para ello debemos;

  • Tomar una cantidad de dextrosa de 6 gr y disolver en 1 litro de agua hirviendo.
  • La mezcla obtenida debemos añadirla al fermentador y removerla.
  • Pasada media hora debes pasar al embotellado, que es tomar una botella y llenarla desde el fermentador.
  • Para terminar de hacer cerveza casera, debes dejar pasar un mes aproximadamente luego del embotellado en un lugar con temperatura de 15-18° C.

Autor entrada: Aiton

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *