Cómo tomar cerveza sin engordar, ¿es posible?, te contamos cómo

¿La cerveza engorda? trucos

Sabemos que la cerveza que esta bebida de dioses no está libre de pecado y tiene calorías. Mucha gente le otorga el honor de la gran escusa de ganar peso por la cerveza e inclusive suena por todos lados el mito de tener «Barrigota» por beber mucho. ¿Pero qué hay de cierto en esto? Como te vamos a contar aquí es posible tomar cerveza sin engordar.

Hablemos de cosas serias sobre engordar con la cerveza…

Según estudios realizados, la cerveza no aporta tener una ingesta calórica mayor de cualquier otro alimento o bebida. Si bebes cerveza con raciocinio sumado a una dieta saludable y equilibrada, unas cervezas de cebada no te van a inflar el estómago, a no ser que seas Homer simpson y bebas barriles a diario y aun así os puedo asegurar que tampoco, y todo va a depender de tu ruta de vida. Obviamente si solo estáis tirados en el sillón comiendo ganchitos y bebiendo cerveza recorriendo Netflix de arriba abajo pues seguramente ya bebas cerveza o bebas zumo de naranja de los naranjos del olimpo recién exprimidos por Carlos Argiñano y servidos en porcelana griega, también te va a engordar.

Si uno de tus objetivos u hobbys, es convertirte en un amante de la cerveza, tu alimentación no es muy saludable  y el ejercicio no lo ves ni por la tele, entonces las cervezas obviamente entrarían a aportar que la báscula muestre esos «kilitos» de más. Pero como he comentado antes esto es aplicable a cualquier alimento o bebida. ¿Te has preguntado alguna vez si te comieras 20 kilos de apio al día que te pasaría? Yo realmente no lo se pero seguramente no sea nada saludable y sería un «Apiocida en masa»  incluso seguramente hasta te quedes sin amigos, ya que doy hay cerveza hay alegría, ahora donde hay 20 kilos de apio hay… ¿Conejos?. Es por eso que es muy importante un equilibrio que combina el consumo de cerveza y el estado físico.

Vamos a arrojar luz a esto.

Con la intención de arrojar claridad y disipar mitos y dudas a los consumidores del néctar de dioses, la cerveza, el Beer Institute (un grupo comercial que representa a Anheuser-Busch, MillerCoors, Heineken USA y Constellation Brands) saco a la luz una iniciativa de divulgación voluntaria en julio de 2016. El conjunto de cerveceras que lo forman (que son las productoras del 80% por ciento de la cerveza vendida en los Estados Unidos) se han comprometido a incluir información nutricional en sus botellas, ya que ahora esta tan de moda mirar la etiqueta antes de comprar y así poder mantener informados a sus más fieles consumidores.

Veamos algunas calorías

Algunas cervezas como lagerspilsners , cervezas ámbar entre otras tienen un nivel más bajo, con 100 a 150 calorías por porción de 355 ml. Las cervezas de moda pálidas de la India tan populares tienen de 200 a 400 calorías en el mismo tamaño.  La cerveza de 120 ml de cerveza de barril puede contener 500 calorías así que cuanto más artesana y menos procesada mejor.

Los ingredientes que componen la cerveza proviene de la malta, hecha de cebada o trigo. La malta es un almidón y durante la elaboración  sus enzimas naturales convierten el almidón en azúcares. La levadura agregada luego convierte la mayoría de los azúcares en dióxido de carbono y alcohol realizando la fermentación de la misma. Sin embargo, cada maestrillo tiene su librillo y según el cervecero usa  diferentes combinaciones para diferentes estilos, con diferentes maltas y levaduras que dan como resultado niveles variables de alcohol y azúcares y obviamente diferentes calorías. ¡Eh aquí la cuestión y el dilema!

También hay algo muy bueno para perder esos gramos de más por algún exceso  aquí te cuentan como  perder algunos kilos de más en este blog interesante.

Bueno déjate de rollos y vamos a lo que vamos, que tengo sed. ¿Cuál es el truco? 

No te preocupes por los números, cantidades y maltas, la clave está en que hagas elecciones y consumos adecuados, que elijas cervezas poco procesadas, importante no mezclarlo con comida. Está demostrado que el ingerir comida mientras tomas grandes cantidades de cerveza provoca una digestión más conservadora obligando a tu cuerpo a retener más calorías de las que necesita para una posible deshidratación y necesidad calórica por el consumo alcohólico, al igual que ocurre si bebes Coca-Cola ZERO comiendo, es zero si, pero tu cuerpo realiza una digestión diferente, pero este blog no vamos a hablar de Coca-Cola para eso ya crearé otro jeje. Los alimentos consumidos de porfa separada tienen un valor energético calórico, pero combinados estos pueden aumentar o disminuir sus valores o alterar la digestión provocando más o menos absorción de las propiedades.

Así que si resumimos hincharte a beber cerveza en la barra de un bar comiendo pinchito tras pinchito tapita tras tapita va a provocar que tu cuerpo lo note mucho más, que si solo bebes cerveza, aunque esos pinchitos sean de lechuga.

Tomar cerveza sin engordar, SI o NO

Sí, es posible, pero con moderación y siguiendo esa simple recomendación que es aplicable si es viernes por la tarde y quedamos con los amigos en la barra de un bar a beber cervezas, ya que eso se puede descontrolar, ahora bien no es aplicable si bebemos una cervecita comiendo y más si elegimos bien el tipo de cerveza, ya que como he comentado anterior mente no todas son iguales. Asi que sabiendo esto tomar cerveza sin engordar y vive feliz con una dieta equilibrada en alimentación y salud.

Si quieres conocer más tipos de cervezas pincha aquí y te enseñamos unas cuantas. O también puedes lanzarte al mundo artesano que esta muy de moda y elaborar tu, tu propia cerveza siempre que tengas amigos para experimentar.