Cerveza Guinness

¿Conoces la historia de la cerveza Guinness?

La larga historia de esta cerveza inicia en el año 1725, cuando nace Arthur Guinness en el condado de Kildare, Celbridge. Como casi cualquier negocio o emprendimiento exitoso, la historia de esta cerveza inicia de forma bastante humilde. Se sabe que Arthur hereda tan sólo 100£ de su padrino y utiliza ese dinero para iniciar y montar su propia cevecería en Leixlip, Irlanda.

El 31 de diciembre de 1759, Guinness firma el alquiler de un establecimiento pequeño por nada más y nada menos que 9000 años. Aquí comienza a elaborar cerveza ale a pesar de ser un muy pequeño y mal equipado establecimiento en St. Jame’s Gate.

Cerveza Guinness

 

En el mismo año, Arthur decide probar su suerte llevando su negocio a la capital del país, un lugar difícil para que dicho emprendimiento saliera a flote de entre tantas otras empresas que para aquel entonces comenzaban a emerger. Sin embargo Arthur continuó con su visión.

En 1769, parte la primera exportación de cerveza Guinness en forma de seis barriles desde Dublín con destino a Inglaterra. Este éxito de exportación marca un antes y un después en la historia de esta cerveza. En 1799 ya existía una muy famosa cerveza oscura llamada Porter (Vigilante en español). Este nombre hacía referencia a su gran popularidad entre los vigilantes de las calles de la ciudad y el río. Arthur encontró que dicha cerveza se hacía cada vez más popular en Dublín y decide hacer un acto de fe al enfocándose en perfeccionar su fuerte cerveza negra y dejando de elaborar ales.

Continúa el legado Guinness.

En 1801, Arthur elabora su primera cerveza West India Porter, precursora de la famosa Guinness Foreign Extra Stout que ya se disfrutaba en todo el mundo. Arthur Guinness II continúa con las operaciones de su padre cuando este fallece.

En el año 1821 se comienza a generar y establecer las instrucciones precisas para la correcta elaboración de la Guinness Superior Porter, es el principio de la elaboración de las actuales Guinness Original y Guinness Extra Stout.

Ahora, sin miedo a cambiar las manera de hacer las cosas y comenzar de forma diferente; Arthur Guinness deja de elaborar ale en 1799 para comenzar la elaboración de la porter, una gran cerveza negra muy apreciada en Dublín.

Luego de años, en 1850, Sir Benjamin Lee Guinness continúa con el legado de su padre; Arthur Guinness II. Sir Benjamin tenía una visión diferente y arriesgada del negocio familiar, ya que para aquel entonces era muy peligroso las travesías marítimas; por lo que la mayoría de las cervecerías irlandesas se mantenían y conformaban con vender dentro del país. Guinness tuvo una visión más amplia que la competencia y se arriesgaba a transportar su cerveza fuera del país sin importar los riesgos.

Comparte una Guinness

 

Más visión, más innovación

En 1858, Guinness ya había exportado su cerveza incluso hasta Nueva Zelanda. En 1861, la muerte del príncipe Alberto deja el país de luto; un camarero londinense decide que el champán que se bebía para aquel entonces debía reflejar la tristeza de la ciudad entera. Es ahí cuando lo mezcla con Guinnesss Extra Stout haciendo que la bebida sea más oscura e intensa. En ese momento nace el Black Velvet.

En 1862, se crea su sello de aprobación. La reconocida etiqueta beige de Guinness se crea; donde se refleja la firma de Arthur, su legendaria arpa y el nombre «Guinness». En 1877 la empresa encarga un flota entera de barcazas personalizadas bajo el nombre Guinness para transportar su bebida a través del río irlandés Liffey.

Guinness comienza a abrir su visión hacia nuevas formas de mejorar su producto y llegar más lugares del mundo, así que contrata por primera vez a un universitario graduado en ciencias. Justo ahí comienza una nueva era con el nombramiento de Thomas Bennett Case, recién graduado en Oxford.

Se invierte en laboratorios experimentales para mejorar el producto

Entramos a los años 90. En 1901 se crea y edifica el primer laboratorio de investigación bajo el nombre de Guinness, dirigido por el segundo estudiante de Oxford; Alexander Forbes-Watson. Posteriormente Guinness continúa creciendo gracias a una cervecería y una maltería experimentales que van a la cabeza transformando St. Jame’s Gate en una gran cervecería vanguardista del siglo XX.

En 1927 Ruppert Guinness, el segundo Lord Iveagh toma el cargo de presidente de la empresa.  Ya en 1929 comienza la historia creativa de la empresa, se aproximan cambios en cuanto a la imagen, publicidad y mercadeo para aumentar el alcance y las ventas. Aquí surge la primera publicidad en prensa que dice «Guinness is Good for You» (Guinness es buena para usted). Al presentarse el éxito de dicha publicidad, se decide reclutar al artista y pintor paisajístico John Gilroy para comenzar a dar vida a las próximas campañas publicitarias. Campañas como la antes mencionada «Guinness is Good for You» y «My Goodness, My Guinness» hacían de las suyas en los medios. Esta última campaña contaba con una colección de animales de zoo, en el cual se incluía el actual y famoso tucán de Guinness.

Guinness se apodera del mundo cervecero

Guinness se extiende por todo el mundo, desde Irlanda, Inglaterra, Nigeria y ahora en Malasia. La cervecería obtiene grandes logros, incluso acompaña a los soldados de la guerra en su cena de navidad. En 1985 salen en los medios más y más campañas de publicidad, en las cuales se encuentra la famosa campaña «Man with the Guinness«. La misma marca una etapa y un nuevo escalón de superación dentro de la expresión creativa de la marca.

1998, salen en los medios más y más campañas de publicidad como la «Good Things Come to Those Who Wait» (Lo bueno se hace esperar). En 1999 emprende el lanzamiento del Rocket, un revolucionario widget tecnológico que los lleva a crear y traer la Guinness Draught en botella.

En el 2000 la antigua planta de fermentación de St. Jame’s Gate Brewery se convierte en una experiencia interactiva de siete pisos que recrea la historia de la famosa cerveza negra. En 2015 Guinness conmemora medio siglo de la extraordinaria elaboración de la cerveza en Malasia con tres espléndidos diseños de la Foreign Extra Stout.

Hoy en día se mantiene la elaboración de esta legendaria cerveza. Sale a la venta las tres nuevas elaboraciones de la era; la Dublin Porter, West Indies Porter y Guinness Golden Ale.

¿Te han dado ganas de probarla una de estas, no?

https://www.youtube.com/watch?v=A2YBsM6W8HA

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario en «Cerveza Guinness»

  1. Pingback: ¿Ya has probado la cerveza negra? ¿No? ¿Qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *