Caña de cerveza

No lo niegues. También tú te has ido de cañas

Todos alguna vez hemos escuchado o leído esta expresión; “Vámonos de cañas”, por ejemplo. Solemos creer que una caña es una cerveza, y hasta cierto punto tenemos razón ya que en nuestra cultura la palabra “caña” está tan arraigada a una cerveza como la cerveza en sí misma.

Aunque una caña no siempre fue una cerveza como pensamos ahora. A través de los años se ha creado una asociación prosódica entre ambos términos, es decir, que solemos pensar que una caña es una cerveza sólo porque siempre las vemos juntas en la misma frase. Sin embargo, existen diferentes términos asociados a la cerveza que tienen asociación a la palabra caña.

Una reliquia en la historia

La cerveza es una de las bebidas más antiguas del mundo. Se tienen registros de que la cerveza fue creada hace 6000 años por los antiguos egipcios, aunque indudablemente puede ser más antigua de lo que se espera ya que esos antiguos registros podrían no ser los primeros que existieron; quizá los demás se perdieron a través de la historia y los años. Sabemos que el pan, al igual que la cerveza, es probablemente el consumible más antiguo del mundo; ya que se conoce que éste tiene una trayectoria en la vida humana desde hace unos 10.000 años.

Seguro te estarás preguntando: ¿Qué tiene que ver el pan con la cerveza y la caña? Bueno. ¿Sabías que los egipcios elaboraban panes a base de cebada? Ya entiendes por dónde va la historia ¿No?

Algunos egipcios tenían la costumbre de dejar fermentar su pan en agua para acompañarlo de esa primera cerveza de la que se tienen registros. La cerveza, al ser tan rudimentaria y evidentemente menos procesada de la que consumimos hoy día, solían beberse a través de caña.

En el pasado, su proceso era rudimentario

La cerveza de la antigüedad no pasaba por procesos de colado de ningún tipo, lo que hacía que cada egipcio que bebiera esta rudimentaria cerveza tuviese que lidiar con pequeños fragmentos de las materias primas que se usaban en aquella época. Al ligar el pan con la cerveza, quedaban grumos de pan dentro de la misma; lo que para algunos algunos egipcios era desagradable o poco cómodo. Justo de allí se cree que surgió la llamada “caña de cerveza” para filtrar la cerveza de los restos y grumos de pan que se quedaban en la bebida.

Esa es una de teorías más aceptadas del principio del nombre. Hoy día, en nuestros años, se le llama caña a un pequeño vaso de cristal parecida a un tubo alargado. Existen infinitos diseños de este vaso en cuanto a longitud y forma, pero se sabe que todos lo conocen como caña.

También se sabe que es en España donde más se suelen referir a la cerveza con el nombre de “caña”; pero esto depende también del lugar de España donde se pida. Por ejemplo en Barcelona, si pides una caña; es probable que el camarero o bartender del lugar te de lo que en Madrid se conoce como “una doble”. Por supuesto que estos detalles parecen ser insignificantes, pero si eres amante de la cerveza, puede que te moleste pedir una cosa y te entreguen otra que no has pedido.

Diferentes lugares, diferentes dialectos

Algo bastante interesante es que en España existe una asociación llamada “Cerveceros de España”, una asociación que agrupa a los más grandes productores de cervezas y cervecerías en general de toda España. Ellos se han encargado de realizar un mapa con la forma más común o habitual de pedir la cerveza que decidas dependiendo del lugar donde te encuentres. Hablamos de que ellos han notado que la cerveza se pide de diferentes formas dependiendo del lugar de España donde te encuentres.

Al igual que en Barcelona, si pides una caña en el país Vasco te darán lo que en Madrid se conoce como un doble. En otros lugares existen diferentes nombres relacionados con la caña; el zurito, el corto, el cañón, entre otras formas y medidas para servir tu cerveza. Realmente existe un mundo de estilos para servir y beber tu cerveza.

Quizá su significado sea más simple de lo que creemos

La caña de cerveza en otros países simplemente hace referencia al vaso en el que se sirve la cerveza; esto sin importar la forma del vaso ni el estilo de beber la cerveza. Como puedes darte cuenta entonces, la palabra “caña” tiene muchos más significados de lo que creías. Incluso la diferencia entre caña y cerveza se puede apreciar mejor en inglés; por ejemplo: Cerveza se traduce como “beer” y la caña como “glass of beer”. Esto quiere decir que para las personas angloparlantes no existe esta asociación entre caña y cerveza; simplemente caña es el recipiente y cerveza es la bebida.

En latín, si evaluamos la etimología de la palabra “caña” podemos encontrar que esta palabra significa “vara” o bastón”; justo de ahí también proviene la expresión “A darle caña” utilizada en España. Vendría a significar algo como “Dale con el palo/vara”. Podemos deducir incluso por una metafórica regla de tres, que el vaso de cerveza alargado o cilíndrico que mencionamos en un principio; al tener similitud con una vara o palo alargado, en algún momento comenzó a ser llamado caña hasta nuestros días.

Sin importar el significado complejo, histórico o básico; si te invitan “una caña” no digas que no. Nunca dejes de beber cerveza.

 

 

Autor entrada: Viriak

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *